Violó la restricción, tuvo que hacer 300 sentadillas y murió

Imprimir

Se trata de un joven de 28 años, quien fue sometido a un particular castigo vinculado al entrenamiento físico. Las autoridades investigan el caso de violencia policial. Darren Manaog Penaredondo murió en la ciudad de General Trias tras hacer 300 sentadillas, exigido por la Policía tras violar el toque de queda.

Me contó que los llevaron a la plaza Malabon, frente al salón municipal. Luego, les dijeron que hicieran 100 sentadillas. La Policía también les advirtió que, si no estaban sincronizados, repetirían el ejercicio", afirmó Reichelyn Balce, pareja de la víctima.

El hombre cumplió con el castigo, aunque cuando regresó al hogar apenas podía moverse.

El pasado 2 de abril, manifestó un gran dolor en las rodillas y en los muslos y estuvo todo ese día luchando para poder caminar.

"Se arrastraba por el piso y le costaba levantarse", afirmó su pareja.

Tras del incidente, el joven quedó en coma y falleció al día siguiente.

Según contó Adriana Lucena, familiar del joven, Darren había salido el 1° de abril a comprar agua, cerca de las 18, horario en que comienza a regir el toque de queda, cuando fue capturado por la Policía junto a otras personas.

El alcalde del lugar, Antonio Ferrer, publicó en sus redes que el caso estaba siendo investigado y que se había comunicado con la familia para brindar sus condolencias.

 

 

 

 

Fuente: Cadena 3